A pesar de que el pasado 31 de diciembre de 2021 entraba en vigor la nueva reforma laboral, no fue hasta el 3 de febrero de 2022 cuando se convalidaba en el Congreso de los Diputados. Las negociaciones entre la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, con patronal y sindicados, duraron casi nueve meses, y finalmente el pasado jueves se consiguió dar salida a esta nueva reforma, la cual fue impulsada por el seno del Gobierno español.

La votación concluyó con una polémica ocasionada por el voto telemático erróneo del diputado del Partido Popular Alberto Casero, y con un total de 175 votos a favor y 174 en contra. Esta nueva reforma laboral afectará a más de 20 millones de trabajadores españoles, por lo que son muchas las dudas que surgen sobre los nuevos contratos y mecanismos de ERTE, y sobre cómo afectará esta medida a la transformación del mercado de trabajo de nuestro país.

Adiós al contrato de obra y servicio: 4 nuevos modelos de contratación

Con la puesta en marcha de esta nueva reforma laboral, aparecen 4 nuevos modelos de contratación y se llevan a cabo las siguientes modificaciones:

  • El próximo 31 de marzo desaparece el contrato de obra y servicio. De esta manera, se da prevalencia a la contratación indefinida.
  • El Ejecutivo ha dado un periodo de tres meses a las empresas para adecuar las nuevas figuras contractuales.
  • Se endurecen las sanciones por cada trabajador fraudulento en la empresa, imponiendo nuevas multas de entre 1.000 y 10.000 euros.
  • Esta reforma tiene como principal objetivo acabar con la alta tasa de temporalidad que existe actualmente en el mercado laboral. Como consecuencia de esto, se limita el periodo para considerar fijo a un trabajador temporal que encadena varios contratos. De esta manera, pasarán a ser indefinidos aquellos trabajadores que en un periodo de 24 meses hayan estado contratados un periodo superior a 18 meses, que anteriormente era de 30.
  • Aparecen dos nuevas modalidades para contratar de forma temporal: un contrato de duración determinada, para sustituir a trabajadores, el cual tendrá una duración máxima de 12 meses, o un contrato conocido como fijo-discontinuo, que es cuando se contrata a personal por «circunstancias de la producción». En cualquier caso serán los propios empresarios los que tendrán que garantizar si los trabajadores cumplen los requisitos para firmar un contrato de alguno de estos dos tipos.
Reforma laboral: nuevos contratos y mecanismos de ERTE
Reforma laboral: nuevos contratos y mecanismos de ERTE.

Indemnizaciones

Uno de los aspectos que no se modificarán con esta nueva reforma laboral son las indemnizaciones por despido. De esta manera, se mantendrán las bases de la reforma de 2012:

  • En el caso del despido procedente, la indemnización seguirá siendo de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.
  • Por otro lado, en el caso del despido improcedente, la indemnización se mantiene en los 33 días por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades.

ERTE: creación de dos nuevos modelos

Esta nueva reforma incluye la creación de dos nuevos modelos de ERTE, que tienen el principal objetivo de evitar despidos colectivos. Dentro de las modificaciones que que tendrán los ERTE en esta nueva reforma, destaca como la más importante que los trabajadores recibirán el 70% de la base reguladora durante todo el tiempo en el que estén en un proceso RED. A pesar de esto, seguirán sin poder superar los 1.271 euros la mes.

El Mecanismo RED, se trata de un mecanismo de flexibilidad y estabilización del empleo que, una vez activado por el Consejo de Ministros, permite a las empresas la solicitud de medidas de reducción de jornada y suspensión de contratos de trabajo. Este Mecanismo RED incluye los dos nuevos modelos de ERTE:

  • ERTE por causas cíclicas. Este nuevo modelo proporcionará a las empresas un marco estable ante la caída transitoria o cíclica de su demanda por causas macroeconómicas. Las empresas podrán suspender a parte de sus trabajadores durante un plazo máximo de un año, en lugar de despedirlos. De esta manera, se quiere conseguir evitar despidos inmediatos.
  • ERTE Sectorial. A través de este modelo las organizaciones sindicales y empresariales más representativas podrán solicitar la convocatoria de la Comisión Tripartita del Mecanismo RED, que irá acompañado de un plan de recualificación. La empresa podrá activar este mecanismo durante un plazo máximo de un año.

También te puede interesar:

Sending
Calificaciones
5 (4 votos)

Deja un comentario.