El año 2019 ha comenzado con importantes novedades para autónomos y pymes, especialmente en materia de cotización.

A la espera de que llegue el anunciado sistema de cotización por ingresos reales, 2019 comienza con un aumento de las cotizaciones que por vez primera llevan asociadas mayores coberturas sociales para el autónomo.


Seguridad Social – Cotización y Cuota de autónomo

Cuota de autónomos 2019

La base mínima de cotización de autónomos aumenta el 1,25%. De esta manera la base mínima de cotización del autónomo pasará de los 932,70 euros de 2018 a 944,40 euros a partir del 1 de enero de 2019. Estos supone una subida de casi 5 euros mensuales, 53 euros anuales, en concepto de cuota de autónomos, que se sitúa en 283,3 euros al mes en 2019.

El tipo de cotización aumenta del 29,8% al 30% incluyendo las prestaciones por contingencias profesionales, cese de actividad y formación que se añade a las contingencias comunes, hasta el pasado año, las únicas obligatorias en la cotización del autónomo.

Las nuevas coberturas sociales facilitarán al autónomo las siguientes acciones:

  • Cobrar la prestación por accidente de trabajo o enfermedad profesional desde el primer día en que curse baja.
  • Dejar de pagar cuota de autónomos a partir del segundo mes de baja por Incapacidad Temporal y hasta el momento de alta.
  • Acceder a la formación continua.
  • Mayor acceso a la prestación por cese de actividad cuya duración aumenta de 12 a 24 meses.

El incremento del tipo de cotización será progresivo durante los próximos cuatro años. Crecerá hasta el 30,3% en 2020, al 30,6% en 2021 y al 30,9% en 2022.

La base máxima de autónomos, sube, en la misma medida que en Régimen General, un 7%. La base pasa a ser de 4.070,10 euros y la cuota de autónomos tiene un coste de 1.220 euros.

Cuota de autónomos societario en 2019

La cotización del autónomo societario también ha aumentado desde el 1 de enero de 2019. La base mínima se sitúa en 1.214,08 euros, lo que supone un incremento de 7,22 euros mensuales y 86,64 euros al año que deja una cuota de autónomo societario de 364,22 euros. 

La base máxima de cotización también aumenta un 7%.

Tarifa plana más cara

En 2019 se mantiene la tarifa plana para nuevos autónomos pero se encarece, pasando de 50 euros mensuales durante un año a 60 euros incluyendo las contingencias comunes y profesionales pero excluyendo el cese de actividad y la formación. Este incremento es únicamente para las altas a partir del 1 de enero de 2019.

Además, las trabajadoras autónomas tendrán acceso a la tarifa plana de un año en los dos años posteriores a la baja por maternidad sin necesidad de cesar previamente la actividad, tal y como se requería anteriormente.  

Sistema de cotización por ingresos reales

Todo lo anterior son medidas provisionales hasta la implantación, según lo previsto en  2019, de un sistema de cotización por ingresos reales que establece cuatro tramos en función del beneficio neto y en el que los autónomos cuyos ingresos están por debajo del Salario Mínimo Interprofesional serían los más beneficiados. 

Detección de falsos autónomos

El nuevo año también introduce medidas para el control y endurecimiento del empleo a falsos autónomos. Se va a sancionar a los autónomos y las empresas que den trabajo a falsos autónomos con una nueva multa para esta infracción grave. La cuantía de la sanción está entre 3.126 euros y 10.000 euros para el empleador. 

Aumento de las pensiones

El Consejo de Ministros también ha aprobado una subida de las pensiones de entre el 1,6% y el 3% para las mínimas y no contributivas y la vinculación de estos incrementos al IPC.

Esta medida afecta especialmente a los trabajadores autónomos jubilados cuya pensión media apenas alcanza los 650 euros y es casi 500 euros inferior a la de los trabajadores que han cotizado en Régimen General.

Fuente:  ElEconomista