El sector público fue uno de los principales creadores de empleo en 2018, gracias al empuje de la educación y la Administración propiamente dicha. Además, también la construcción, el comercio y el transporte han sido importantes el pasado año. Por el contrario, el turismo y la industria han perdido peso en el mercado laboral y muestran datos a la baja.

De acuerdo con la Encuesta de Población Activa, publicada recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en los últimos doce meses se han creado 566.200 puestos de trabajo. En el cuarto trimestre del pasado año, 56 sectores crearon empleo con respecto al ejercicio anterior, en especial la educación, la construcción, el comercio y las actividades administrativas. El turismo, sin embargo, ha empezado a perder fuerza tras cinco años de importantes cifras de creación de empleo.

La educación suma 111.200 trabajadores más que en el mismo periodo de 2017, un avance del 8,7%. Este incremento ha sido constante a lo largo de los últimos años, aunque se ha disparado justo en los últimos tres meses.

El aumento de la plantilla en la Administración ha sido de 136.300 personas, lo que supone el mayor incremento desde 2009.

La construcción también ha sido un sector importante, con fuertes incrementos en sus tres áreas de actividad. Así, la construcción de edificios gana 80.400 ocupados, seguida de la construcción especializada (49.700 trabajadores) y la ingeniería civil (6.300).

Las actividades inmobiliarias aportan 24.800 nuevos ocupados, y los servicios técnicos de arquitectura e ingeniería suman otros 13.200 trabajadores.

El comercio minorista ha generado 70.100 puestos de trabajo, mientras que la venta y reparación de vehículos ha aportado otros 11.500 empleos. Todo ello ha redundado en el sector del transporte. Especialmente beneficiado se ha visto el transporte terrestre y por tubería, que gana 56.300 puestos de trabajo.

Fuente: Expansión.